Make your own free website on Tripod.com
Shades of Flames and Passion ~ Yami no Matsuei ~

Shigo no sekai to iwareru, Meifu ni oite.
Shisha no seizen no zaigou wo sabakutosareru
kikan de aru:
JuuOuChou.

EnmaChou Shoukanka wa,
JuuOuChou no unmeikanri wo Bakku Appu suru tame no musho de
kense no mayoeru tamashii wo michibakku.
Yue ni karera wa "Shinigami" to iu imiyou wo motsu.

~ dot ^^ ~

En el mundo de los muertos, Meifu, hay una organización
burocrática que se encarga de juzgar a los
muertos por sus deudas pasadas.
El JuuOuChou.

EnmaChou es la division que apoya al JuuOuCho,
recolectando las almas perdidas del presente. Aquellos que trabajan
para el JuuOuCho son llamados "Shinigami" ("Dioses de la Muerte").

~ dot ^^ ~

Con estas palabras empieza casi cada volumen del manga, y cada capítulo del anime. Ya nos da una idea de lo que se trata Yami no Matsuei. Nombres familiares "Enma", "Meifu", "Shinigami" traen a la mente oscuridad, muertos, espíritus, que es justamente el ambiente en que se desarrolla la historia.

Esta breve reseña de Yami no Matsuei está basado más en la información del manga, que en el anime. Sin embargo, sólo me limitaré a hablar de los capítulos que han sido pasados a anime.

*Nota: Al hacer click en la imagen, se abrirá en su tamaño real en una nueva ventana

~ Resumen ~

 
 
Asato Tsuzuki El protagonista es Asato Tsuzuki (26 años de edad cuando murió, 70 años al servicio del JuuOuChou), un Shinigami perteneciente al segundo bloque, la isla de Kyuushuu. No parece ser gran cosa, es ingenuo a veces, tierno en otras, y, pese a que da la impresión que lo subestiman, es uno de los más poderosos Shinigami, capaz de controlar a 12 shikigami (bestias legendarias), entre los que están Suzaku, Souryuu, Byakko... etc.

Al comienzo de la historia se le ve cumpliendo con su tarea de Shinigami, llevando almas perdidas a Meifu para que sean juzgadas. Sin embargo, llama la atención que desde el principio Tsuzuki parece preocuparse mucho por las vidas de los humanos, pese a ser un Dios de la Muerte. El valor que le da a la vida lo hace sufrir mucho en el momento de quitarla, y es en esos instantes en que su personalidad alegre y despreocupada desaparece, para dar paso a una seriedad extrema. Tsuzuki suele decir que el trabajo de un Shinigami es "sucio", y el dolor y rencor que acumula en su interior juega un papel importante más adelante en su historia.

~ dot ^^ Nagasaki dot ^^ ~
Manga: Tomo 1
Anime: Capítulos 1-3

Luego de resolver algunos casos sin mucha importancia, Konoe-kachou (jefe Konoe, a cargo de la sección donde trabaja Tsuzuki) le asigna a Tsuzuki investigar unas muertes misteriosas que se dan en Nagasaki, donde algunas personas han muerto, y su sangre ha sido drenada, como bebida por un vampiro. Le dice que se le asignará un nuevo compañero, y que lo encontrará en la ciudad.

Tsuzuki y Gushoushin camino a Nagasaki Tsuzuki parte acompañado por uno de los hermanos Gushoushin hacia Nagasaki. Mientras caminan por la ciudad, una misteriosa joven se estrella contra Tsuzuki pero éste no le da importancia hasta que ve una marca roja que ella ha dejado en su camisa.
Al comienzo piensa que es lápiz de labios, pero luego se oyen gritos, y al correr hacia el lugar encuentran a otra víctima del "vampiro". Tsuzuki intenta seguir a la joven, pero una energía extraña lo detiene, mientras una figura misteriosa y vestida completamente de blanco observa con una leve sonrisa. Encuentro con Maria Wong

Tsuzuki de pronto se encuentra con un arma apuntándole a la cabeza, mientras un muchacho de hermosos ojos verdes le dice "no te muevas, Drácula".

Tsuzuki es confundido con el "vampiro" Obviamente es un malentendido, y Tsuzuki intenta explicarlo ("Anoo... tabun... hito chigai desu..." - "Este... creo que... te has equivocado de persona...") en vano. Para su suerte, Gushoushin aparece en se momento y le indica que ese muchacho es su nuevo compañero, Hisoka Kurosaki.

La antipatía de Hisoka hacia Tsuzuki es evidente desde el comienzo, y como no dice nada sobre él, Tsuzuki y Gushoushin investigan su expediente para descubrir que Hisoka murió asesinado, cuando el muchacho había dicho que murió por una enfermedad. Con este misterioso chico como compañero, Tsuzuki descubre que la joven que chocó con él es Maria Wong, una famosa cantante que, curiosamente, ya está muerta.

La persona detrás de eso, es Muraki Kazutaka, un doctor del Hospital de Tokyo, quien había utilizado un hechizo en Maria para controlarla como una muñeca sin alma. Luego de una breve pelea, Tsuzuki vence a Maria, y le indica que será llevada a Meifu, pero no recibirá castigo porque ella no estaba consciente de sus actos, ni es culpable de las muertes que provocó. Muraki

Esta intromisión en los planes de Muraki hace que el doctor rapte a Hisoka, plenamente consciente de que el muchacho es un Shinigami, y lo utiliza de carnada para atraer a Tsuzuki hacia él. Muraki le cuenta a Hisoka, que tres años atrás fue él quien lo maldijo con un hechizo que lo hizo agonizar lentamente hasta que murió... No esperaba encontrarlo de nuevo, y menos aun como Shinigami.

Tsuzuki llega en ese momento, furioso porque el doctor ha raptado a Hisoka, y ha utilizado a una inocente, Maria, para sus propios fines. Hisoka está más sorprendido que molesto al ver a Tsuzuki arriesgándose para salvarlo, pese a saber que se trata de una trampa.

Muraki explica que como doctor podía salvar vidas pero nada podía hacer contra la muerte. Le dolía ver morir a sus pacientes, y por eso ahora deseaba el poder de la oscuridad que le permitiera ir más allá de la vida misma. Tsuzuki argumenta que esa no es razón para utilizar a las personas como conejillos de indias, pero Muraki no lo escucha y se produce una pelea que termina con la posible destrucción del doctor.

Más tarde, Tsuzuki piensa que Muraki no es exactamente ‘malo’, sino que perdió la razón debido a la desesperación de la muerte inevitable...

 ~ dot ^^ Devil’s Trill dot ^^ ~
Manga: Tomo 2
Anime: Capítulos 4-6

En un hospital, Hijiri Minase despierta, luego de que realizaran un transplante de córnea a su ojo izquierdo. Todo lo que quiere es volver a su vida de estudiante normal, y talentoso violinista. Sin embargo, algo extraño sucede cuando coge el violín: toca una melodía muy difícil de ejecutar, llamada Devil’s Thrill, y su ojo izquierdo se ve extraño y demoniaco. Aparte de la sorpresa y rechazo que esto produce entre sus comapñeros de escuela, Hijiri se siente vigilado por dos misteriosas personas: un joven que viste un largo sobretodo negro y su compañero, un muchacho de ojos verdes. El joven resulta ser el encargado de la enfermería del colegio... Tsuzuki, que está allí para investigar el porqué de esa presencia demoniaca en Hijiri. Hijiri no comprende el porqué de esa sensación que parece poseerlo por momentos e, incapaz de soportar las palabras de sus compañeros acusándolo de ser un demonio, intenta cometer suicidio, sólo para despertar en Meifu y escuchar la verdad de parte de Tsuzuki y Hisoka. Con la ayuda del científico en Meifu, Yutaka Watari, analizan la cornea recién transplantada y descubren el sello de un contrato demoniaco que hizo el donante: la vida de su hija, a cambio de un gran talento como violinista.

El demonio hiere a Tsuzuki Los Shinigami deciden vigilar de cerca a Hijiri, y súbitamente se da un encuentro con el demonio, Saagatanasu. Tsuzuki vence con la ayuda de Byakko, uno de sus shikigami, pero es herido en un hombro, para total alarma de Watari que busca algún signo de que
Saagatanasu haya poseído a Tsuzuki ("Karada wo misero! KA-RA-DA!" - "¡Muéstrame tu cuerpo! ¡TU-CU-ER-PO!"). No encuentra nada, afortunadamente, pero una vez que Tsuzuki está solo, una voz habla dentro de él, mientras hermosas alas (de plumas negras en el anime, blancas en el manga) brotan de su espalda. Es Saagatanasu, decidido a cumplir con el contrato y obtener la vida de la hija del violinista que donó su córnea. Muestrame tu cuerpo!

Nadie se da cuenta de que Tsuzuki ha sido poseído, y así Saagatanasu puede entrar fácilmente a Meifu, donde al encontrar una oportunidad, comienza a atacar utilizando el poder de Tsuzuki y sus shikigami, amenazando con destruir el lugar. Todos se dan cuenta que el poder es demasiado, e intentan hacer que Tsuzuki reaccione, pero Saagatanasu les dice que está utilizando los oscuros recuerdos y culpabilidades de Tsuzuki en su contra, y que la voluntad de Tsuzuki ha quedado destrozada con sólo hacerle recordar su pasado.

En alguna parte de su mente, Tsuzuki ve a Hijiri hablándole, reconfortándole, diciéndole que él lo quiere, que debe luchar por regresar... El Shinigami, ayudado por esa voz, reacciona finalmente, y en medio de la confusión, es sólo Saagatanasu quien se da cuenta que la voz que Tsuzuki oyó no era de Hijiri, sino de EnmaDaiou, el ser superior que controla todo Meifu.

Al ser separado de Tsuzuki, Saagatanasu es destruído.

Sin embargo, luego de eso, Konoe-kachou es reprendido por sus superiores por permitir que uno de los más poderosos Shinigami fuera poseído, pero no reciben castigo. EnmaDaiou comenta que prefiere tener a sus ‘enemigos cerca’, y que no dejará ir a Tsuzuki, aunque no dice cual es la razón...

~ dot ^^ Sword no King dot ^^ ~
Manga: Tomo 3
Anime: Capítulos  7-9

Durante un desayuno (tortas, tartas, y demás cosas dulces), Tsuzuki y Hisoka son llamados a la oficina de Konoe-kachou, donde el secretario Soiichirou Tatsumi les comenta acerca del nuevo caso que deben investigar: la desaparición misteriosa de un gran número de personas en Hong Kong, y el actual regreso de ellas, pese a estar muertas.

Tsuzuki, Hisoka y Gushoushin son enviados al crucero de lujo Queen Camellia, cuyo dueño es un gran empresario llamado Kakyouin, donde Hisoka se hace pasar por el hijo de uno de los socios Azumi Hibiki, mientras Tsuzuki juega el papel de ‘dealer’ (personas que se encargan de repartir los naipes en la mesas... no sé cómo se dice en español ^^’). Investigan a los pasajeros del crucero, y en una de esas ocasiones, Tsuzuki es detenido por un grupo de guardias que no le permiten pasar y de los que no entiende ni una palabra ("I can’t speak English!"). Sin embargo, es literalmente salvado por un botellazo (que le cae a él ^^’) gracias al VIP (Very Important Person - Invitado Importante) del dueño del barco... Muraki Kazutaka.

Muraki siendo totalmente evidente... :) Muraki comparte unos momentos con Tsuzuki, mientras lo admira y lo halaga ("Anata no hitomi no iro ni awaseta Rose Wine desu" - "Este color de vino combina con el color de sus ojos"), sintiéndose curiosamente complacido cuando Tsuzuki le dice que él debería estar muerto ("Are kurai de watashi ga shinu to demo omottandesu ka? Kawairashii hito da." - "¿Pensó que moriría con eso? Que linda persona es usted.")

Muraki le hace ver a Tsuzuki, que, pese a lo que él cree, no está en ese barco con algún mal propósito. Él es un doctor, después de todo, y es el médico de cabecera de la hija del dueño: Tsubaki Kakyouin, a quien llaman Tsubaki-hime (Princesa Tsubaki). Tsuzuki, obviamente, no le cree, o no del todo, al menos.

De un momento a otro, las personas involucradas con el dueño del barco comienzan a morir, una por una, dejando misteriosos naipes junto con notas de amor dirigidas a Tsubaki-hime. Tsuzuki y Hisoka sospechan al instante de Muraki, pero este simplemente hace una autopsia de la primera víctima, diciendo que murió envenenada para luego serle arrancado el corazón.

Tsuzuki continúa sospechando de Muraki, y durante la noche, se da una de mis escenas preferidas... El doctor aparece vestido de etiqueta con un enorme ramo de rosas... que entrega a Tsuzuki.("Doushitemo anata ni aitakute..." - "Quería tanto encontrarme con usted...") y, cuando Tsuzuki se dispone a comenzar un nuevo juego de poker, Muraki le ofrece jugar contra él, y apostar algo más que fichas. Ese "algo" resulta ser el cuerpo de Tsuzuki. Muraki entregando sus famosas rosas a Tsuzuki
Tsuzuki apostando*se* en un juego de Poker contra Muraki-sensei Muraki: Nee, Tsuzuki-san, watashi to shoubu shimasen ka? Chip de naku nani ka betsu no mono wo kakete... Sono hou ga suriru ga aru deshou? (Ne, Tsuzuki-san. ¿Querría jugar contra mí? Pero sin apostar fichas, sino otra cosa. Así sería más interesante, ¿no cree?)
Tsuzuki: Nani wo? (¿Cómo qué?)

Muraki: Sou desu ne... tatoeba... ka-ra-da to ka. (Como, por ejemplo... su cu-er-po)
...
Tsuzuki: NANI KANGAETEN DA TEMEE WA!!!?? (¡¿PERO QUE DEMONIOS DICES?!)

¿Es necesario decir que Tsuzuki pierde? ^^’

Muraki está dispuesto a hacer a Tsuzuki suyo por esa noche... pero en ese momento Hisoka interrumpe, privándonos de lo que todas nosotras queríamos ver, para retar a Muraki a un duelo en el que, de ganar Hisoka, Muraki tendría que dejar en paz a Tsuzuki y, además, darles información acerca de las misteriosas muertes en el barco. Mientras juegan, Muraki molesta a Hisoka recordándole que, pese a estar muerto y ser ahora un Shinigami, el muchacho aun tiene en su cuerpo el hechizo con que Muraki lo maldijo, y que jamás desaparecerá. A pesar de todo, Hisoka gana el juego, y Muraki se retira. En el anime parece dolido de que Tsuzuki lo crea a él el culpable del asesinato, y le dice que si fuera él el siguiente en morir ¿lo creería inocente?

La mañana siguiente, alertados por Tsubaki-hime, Tsuzuki, Hisoka y otros pasajeros, notan que Muraki ha desaparecido. Al entrar intempestivamente en la habitación del doctor, lo encuentran acostado en su cama, cubierto por un ramo de rosas, naipes, y sangre brotando de sus labios... Muerto. Muraki también es asesinado...

Con el doctor muerto, Tsuzuki no sabe qué pensar... porque, además, los asesinatos siguen ocurriendo. Es cuando ya todos los relacionados con el dueño del barco, y su cliente que lo chantajeaba para continuar en el mercado negro, están muertos, que descubren algo extraño en Tsubaki-hime... otra personalidad, oculta dentro de ella. La muchacha les explica a los Shinigami, que Tsubaki recibió un corazón transplantado, el de una amiga de su niñez, y esa amiga tomaba control del cuerpo de Tsubaki gracias a una medicina que Muraki le entregaba. Las misteriosas desapariciones de personas estaban relacionadas con el crucero porque a través de él se hacía contrabando de órganos en el mercado negro. Sin embargo, la muchacha no puede hablar mucho, porque tras ella aparece Muraki, con vida, y de un simple disparo la hace callar.

El ojo derecho de Muraki es mecánico...? Furioso, Tsuzuki va tras Muraki (en el manga le arranca su ojo derecho con un trozo de vidrio, cosa que al doctor no parece afectarle mucho), mientras Hisoka se queda con la mortalmente herida Tsubaki, por la que había comenzado a sentir algo especial. Hisoka se da cuenta que no importa qué tan maldito asesino bastardo pueda ser Muraki para él, para Tsubaki siempre fue un ángel salvador... y Tsubaki realmente amaba al doctor, pese a que este la traicionó.

El crucero comienza a hacer explosión, como parte del plan de Muraki, quien se aleja en un helicóptero privado despidiéndose de Tsuzuki prometiéndole un millón de rosas la próxima vez que se vuelvan a encontrar. En el anime hay un poco más de fan-service, y Muraki le dice a Tsuzuki que realmente lo desea en ese momento... se le acerca, posando su mano en la nuca de Tsuzuki, atrayéndolo hacia sí, casi besando sus labios... hasta que Tsuzuki reacciona y se hace a un lado.

Mientras, Hisoka sigue al lado de Tsubaki, quien le pide que por favor la mate, cosa que

Hisoka hace utilizando el arma que Muraki dejó olvidada. Al reunirse con Tsuzuki, Hisoka se siente un asesino, igual que Muraki, por haber matado a Tsubaki, por haberse ensuciado las manos con sangre que jamás podrá ser lavada, por haber acabado con una vida... Se siente como una copia de Muraki. Tsuzuki consuela a Hisoka

Tsuzuki le afirma que no es así... pero Hisoka no hace caso de sus palabras.

~ dot ^^ El Sueño de Tsuzuki dot ^^ ~
Sólo en manga: Tomo 5

Tsuzuki-san, kekkon shite kudasai Aunque no fue animado, el volumen 5 del manga comienza con Muraki pidiéndole a Tsuzuki que se case con él, mientras mantiene un rosa cerca de sus labios. Tsuzuki se da cuenta que está en su habitación, sobre su futon, con Muraki entre sus piernas.

Luego de la obvia reacción histérica de Tsuzuki, Muraki continúa calmadamente, diciéndole que su millón de rosas rojas prometidas están afuera porque no había modo de meterlas todas en la habitación. También agrega que ya tiene listo el contrato matrimonial, y que ha traído varias copias por si acaso. Tsuzuki aduce que no se pueden casar, porque ambos son hombres, y Muraki simplemente le dice que eso no importa, que pueden adoptar (^^’).

Muraki: Datte watashi wa... anata wo aishite irundeshou? Isshoni ni naritai, hi-to-tsu ni naritai to omou no touzen deshou? (Pero yo lo amo. ¿Acaso no es normal que quiera estar junto a usted, que quiera ser u-n-o con usted?) Declaración...

Y cuando Muraki literalmente salta sobre Tsuzuki diciendo que no se preocupe, que será gentil, Tatsumi echa abajo la puerta de una patada. Tsuzuki al instante huye hacia él para que lo ayude, pero Tatsumi le aplica unas inyecciones para inmovilizarlo, y se lo entrega al doctor, que le dice que el dinero del acuerdo será depositado en su cuenta bancaria. Tatsumi se retira y Muraki queda a solas de nuevo con Tsuzuki, que no da crédito a la traición de Tatsumi.

Kawaii... Muraki: Anata ni shite agetai koto takusan arundesu yo, Tsuzuki-san... Ah... Motto ijimete, motto nakasete, motto anata wo kimochi yoku sasete ageru. Soshite, dare ni mo miseta koto no nai anata wo misete... (Hay muchas cosas que quiero hacerle, Tsuzuki-san... Ah... Molestarlo más... hacerlo llorar más... darle más placer. Y mostrarle cosas que nunca nadie la ha mostrado antes...)
La siguiente imagen de Tsuzuki creo que es sólo entendible para las fans acostumbradas a las expresiones de los doujinshi Yaoi... ^^ Inclusive la misma autora pone un comentario en letras pequeñitas al borde de la viñeta: "Este es un manga shoujo, por dios santo. Incluso niñas de primaria están viendo esto". Lástima que esto no suceda en el anime...

Tsuzuki despierta súbitamente, todo ha sido un sueño.

Sin embargo, aun dolido por la ‘traición’ de Tatsumi, al verlo durante la mañana no puede evitar sentirse herido y evitarlo, alejándose corriendo.

En la tarde, los Shinigami han sido invitados a tomar el té en el Castillo de las Velas. En este lugar, repleto de velas y a cargo de un personaje invisible del que sólo se puede apreciar sus guantes y máscara, Hakushaku-sama, se mide la vida de las personas. Cuando se apaga una de las velas, la persona muere.

Hakushaku desde el comienzo ha mostrado cierta atracción hacia la belleza de Tsuzuki, y esta vez no es la excepción. Sin embargo, el tema de conversación de esa tarde es sobre un libro que Hakushaku está escribiendo.

Mientras todos comen, Tatsumi le llama la atención a Tsuzuki por haberse ensuciado la cara con comida. Le limpia con una servilleta mientras dice que fue por eso que se "separó" de él. Hisoka por primera vez se da cuenta que Tatsumi y Tsuzuki habían formado un equipo antes. Cuando le pregunta a Tatsumi si se separaron por órdenes de sus superiores, Tatsumi niega diciendo que fue él quien dejó a Tsuzuki porque no se llevaban bien.

Tsuzuki: ... Yappari Tatsumi ore no koto kirai dattanda... Sojanai ka to omottetakedo... demo... (En verdad me odias... Pero siempre me he preguntado porqué...)

Tatsumi: Baka wa kirai da to mae kara itteru deshou? Sonna koto mo wakaranai nante, yappari anata BAKA desu yo. BAKA. (¿Acaso no he dicho antes que no me gustan los idiotas? Si no entiende eso, es porque es un TONTO. Un TONTO.)

Herido de nuevo, Tsuzuki se aleja corriendo de nuevo, ante la total indiferencia de Tatsumi. En su carrera, se pierde dentro del castillo y llega a una biblioteca donde, al tomar por curiosidad un libro, es llevado a otro mundo dentro del libro... y descubre qué era lo que Hakushaku-sama escribía: Una historia utilizándolos a todos ellos como personajes, donde Tsuzuki era... una hermosa muchacha. Dentro de la historia, Tatsumi hace de malo, pero mientras avanza la narración, Tsuzuki descubre que no era tan malo después de todo, y comienza a extrañar al Tatsumi de su realidad.

Mientras, en el Castillo de las Velas Tatsumi y Hisoka buscan a Tsuzuki por todas partes. Tatsumi recuerda porqué dejó de ser compañero de Tsuzuki. Era porque no podía soportar el sufrimiento que significaba para Tsuzuki tener que quitar una vida, y las lágrimas de Tsuzuki le recordaban demasiado a las lágrimas de su propia madre. No quería verlo llorar, no quería hacerlo llorar, y por eso lo dejó. Lo abandonó.

Hisoka lo saca de sus pensamientos y luego se encuentran a Hakushaku que les dice que Tsuzuki está dentro del libro... mientras dentro del libro, a Tsuzuki le dicen que ahora forma parte de los personajes y ya jamás podrá salir de allí. Sin embargo, a Tatsumi se le ocurre pedirle ayuda a Watari, que improvisa un final feliz para la historia (dentro del libro Tsuzuki-mujer se casa con Tatsumi ^^), y Tsuzuki es rescatado.

De palabras rudas a una dulce bienvenida... De vuelta en la realidad, Tsuzuki es recibido por Tatsumi. No hay demostraciones de cariño, pero la mirada cálida que le dirige Tatsumi al otro Shinigami da a entender que, pese a todo, sí se preocupa mucho por él.

 ~ dot ^^ Descendientes de la Oscuridad dot ^^ ~
Manga: Tomo 8-9
Anime: Capítulos 10-13

Nuevamente una ola de crímenes misteriosos, esta vez en Kyoto. Diez mujeres que no tenían conexión entre sí han sido halladas muertas, y los Shinigami se dan cuenta que lo único que tenían en común era su largo cabello, del que alguien, el asesino tal vez, ha cortado un mechón. La única pista que tienen, es un cabello de inusitado color plateado, lo que hace que Tsuzuki sospeche de su doctor.

Mientras tanto, en un exclusivo restaurant de Kyoto, que en realidad es un prostíbulo, Muraki conversa con un joven de largo cabello negro, su amigo de la juventud, Oriya, el dueño de ese lugar. Hablan sobre los asesinatos que ha cometido Muraki como si no tuvieran mucha importancia, salvo que es una molestia tener que encargarse de los cuerpos muertos.

Como es de esperarse, Muraki y los Shinigami se encuentran en alguna parte de Kyoto, y el doctor invita a Tsuzuki a tomar el té en el restaurant de Oriya. Queda claro que Muraki cometió los asesinatos para que Tsuzuki lo encontrara, y ahora mientras están solos le hace una pregunta que sorprende a Tsuzuki: usa su reloj en la mano derecha... ¿por qué? Muraki evitando un golpe de Tsuzuki

¿Acaso es para esconder la cicatriz de intento de suicidio que tiene marcada allí? Tsuzuki no da crédito a lo que ha oído y no comprende porqué Muraki sabe de eso, pero en ese momento Oriya interrumpe alegando que ese lugar es un prostíbulo donde se lleva a MUJERES, no a hombres, y literalmente persigue a Muraki por todo el lugar para darle su merecido. Antes de irse, Tsuzuki oye que Muraki le dice que siempre será bienvenido en ese lugar.

Lo que Muraki está haciendo en Kyoto, como se ve luego, es un seguimiento de un experimento de clonación. Tal parece que trabaja junto con un científico llamado Satomi, y han hecho grandes avances. Muraki le cuenta al profesor que cuando él era niño, su abuelo, que también era un doctor, trató a un misterioso paciente que sufría de inestabilidad mental.

Lo extraño en él era que, durante ocho años, ese paciente no comió, ni bebió ni durmió ni envejeció, hasta que finalmente murió. Satomi argumenta que eso es imposible, pero Muraki dice que finalmente ha vuelto a encontrar a esa persona. Le muestra una foto. En ella aparece Asato Tsuzuki. Tsuzuki, cuando aun estaba vivo

Muraki hace de las suyas esa misma noche, atacando a dos estudiantes de un colegio de la ciudad. Una de ellas vislumbró a Tsuzuki durante una tarde, y por regla, se dice que los humanos que ven a un Shinigami son aquellos que pronto van a morir. La que vio a Tsuzuki se llama Mariko, y sin poder creerlo, ve como una de las bestias que Muraki es capaz de invocar, destroza a su compañera.

Tsuzuki casualmente pasaba por allí, y al ver la escena de muerte no puede evitar colapsar, culpándose de esa muerte por haber permitido que las muchachas lo vieran. Incapaz de hacer nada, Tsuzuki sólo puede proteger a Mariko con su cuerpo, mientras Muraki no deja de repetir que ellos, los Shinigami, son culpables de la muerte de las personas, culpables de la muerte de la inocente escolar.

Tatsumi haciendo uso de su control sobre las sombras El doctor envía a sus bestias contra Tsuzuki, pero una sombra misteriosa las detiene y destruye. En medio de ellas aparece Tatsumi, que se enfrenta con Muraki, utilizando su poder de controlar las sombras y Muraki debe retirarse. A pesar de que a Tatsumi no se le ve participando activamente en las peleas, se dice que es un Kageshi (persona que utiliza las sombras), que sólo existen dos personas con ese poder en todo Meifu, y que es una técnica en extremo poderosa.
Tsuzuki despierta en un hotel, angustiado por la culpabilidad, y para animarlo, Tatsumi lo invita a salir, un día completo, como cuando eran compañeros. Hacia el final del día Tsuzuki está sonriendo de nuevo, para alivio de Tatsumi. Tatsumi consolando a Tsuzuki

Ahora deben preocuparse por proteger a la testigo del asesinato que cometió Muraki: Mariko. Para eso, Tsuzuki, Tatsumi y Watari se hacen pasar por hermanos profesores en el colegio de la muchacha, y Hisoka como un alumno.

Mariko no se da cuenta que tiene miedo de las personas que quieren protegerla Mariko está segura de que los Shinigami la vigilan para matarla. Sin embargo, no importa la vigilancia que ellos mantuvieron, Muraki consigue raptar a Mariko ayudado por el profesor Satomi. Tsuzuki se encuentra de casualidad con él en la enfermería de la escuela, donde Muraki estaba ejerciendo su profesión de doctor.

Es allí donde Muraki invita a Tsuzuki a asistir a una obra de teatro clásico japonés, si Tsuzuki se niega, Mariko muere, así de simple. Tsuzuki se ve obligado a aceptar, pero Hisoka dice que el también asistirá, y aquella noche vigila de cerca a los dos enemigos mientras la obra se lleva a cabo.

Hisoka está demasiado lejos como para oír lo que Muraki le dice a Tsuzuki. Hablan del pasado de Tsuzuki, cuando él era paciente del abuelo del doctor. Muraki comenta que el color violeta de sus ojos no es normal en seres humanos, y le dice que mientras estuvo vivo, su abuelo le hizo muchas pruebas, y dentro de él encontró... algo que no era humano. Un misterio tras sus ojos violeta, un secreto tras su cuerpo eterno... Tsuzuki se niega a creer, pero duda... porque quizás las palabras de Muraki tienen algo de verdad.

En su laboratorio, más tarde, el profesor Satomi tiene una conversación con Muraki, en la que termina diciéndole que está totalmente loco, y así es. Muraki argumenta que cualquier pecado puede ser lavado, y que por eso él continuará cometiendo pecados hasta alcanzar una existencia superior. Satomi-sensei se da cuenta de la verdadera personalidad de Muraki

Cada vez que mata, lava sus pecados y renace... porque todo el programa de clonación es en base a su ADN. (En el anime dice que mata porque fue 'programado' para eso).

En un bar, un deprimido Tsuzuki bebe algo de licor, recordando su infancia, cuando los otros chicos lo aislaban por el color de sus ojos, diciéndole que era un monstruo. Tsuzuki le comenta a Hisoka lo que Muraki dijo... le pregunta, si no es humano, ¿entonces qué es?

Tsuzuki piensa que el color de sus ojos no es posible en un ser humano... Sumido en la desesperación, Tsuzuki echa a correr hacia la calle, y Hisoka lo encuentra luego de perseguirlo, justo a tiempo para ver como Tsuzuki se clava una afilada piedra en su ojo derecho (en el anime solamente se golpea a si mismo contra la pared). Hisoka le asegura que es humano, mientras para sí piensa "si una criatura tan débil como esta no es humana, ¿entonces qué podría ser?".

Reconfortado por su compañero, Tsuzuki y Hisoka inician el camino de vuelta, y en medio de la calle se encuentran con una inconsciente Mariko. La toman con ellos y regresan a Meifu, donde es tratada en la enfermería. Tsuzuki se queda a pasar la noche con ella, y, profundamente dormido, no se da cuenta cuando Mariko se transforma en un monstruo.

Una explosión retumba en Meifu, y los Shinigami se sorprenden al ver que provino de la enfermería.

Al correr hacia allá, encuentran a Tsuzuki sosteniendo la cabeza decapitada de Mariko, mientras invoca a sus shikigami sin control (no se puede invocar a varios a la vez, el poder es demasiado y podría tener graves efectos para el mundo en el que se encuentran). Sus amigos intentan acercarse a él y hacerlo reaccionar, pero Muraki aparece antes que ellos y tomando a Tsuzuki en brazos, se desvanece con él. Misteriosamente Muraki aparece en Meifu y se lleva a Tsuzuki con él

Los Shinigami van a buscar a Muraki a Kyoto, luego de descburir que bajo una universidad está su laboratorio secreto. Sin embargo, la entrada a ese lugar se hace mediante dos tarjetas electrónicas que Muraki entregó a Oriya para que guardara, y para que ganara algo de tiempo distrayendo a los Shinigami. Así,

Oriya debe ganar tiempo para Muraki, y reta a Hisoka a un duelo con espadas Oriya reta al grupo a un duelo, y el vencedor se quedará con las tarjetas. Se trata de un duelo con espadas, y Hisoka es quien se ofrece para enfrentarlo, firmemente decidido a no perder a Tsuzuki. En él encontró a una persona que lo quería y a quien quería, y por nada iba a rendirse. Hisoka pierde el duelo, pero Oriya comprende su firme deseo, y le entrega las tarjetas de todos modos.
Mientras, en el sótano, Muraki admira a Tsuzuki y sus poderes curativos cuando con un cuchillo le corta el cuello y este se regenera pronto. Tsuzuki parece totalmente inconsciente de lo que está sucediendo, pese a estar despierto. Muraki entonces, se dirige a un tanque de conservación donde habla con una cabeza que no tiene cuerpo. El medio hermano de Muraki, culpable de... todo

Es su medio hermano, una persona a la que odia irracionalmente. Le dice que ha conseguido un cuerpo para él, el de Tsuzuki, y que pronto se lo pondrá para poder matarlo, esta vez con sus propias manos...

Finalmente la frialdad de Muraki se viene abajo Distraído en su obsesivo odio, Muraki no nota que Tsuzuki ha recuperado el control sobre si mismo, y se encuentra siendo mortalmente herido con su propio cuchillo. Cae al suelo, mientras Tsuzuki invoca a Touda, ordenándole destruirlo, a él y a Muraki con su fuego, un fuego en el que ni siquiera un Shinigami podría sobrevivir.

Muraki le habla a Tsuzuki, su expresión repentinamente apesadumbrada: "¿Comprende, verdad, Tsuzuki-san? Aun si me destruye su tristeza jamás podrá ser sanada... El momento en el que vi su fotografía, comprendí que éramos de la misma especie, debido a la manipulación genética que iba en contra de nuestra razón natural, nacimos como una imitación de la "vida".

Si le sigue el rastro a los seres que viven en la oscuridad del caos, sólo encontrará más caos. No podemos huir, usted... y yo... Porque para nosotros, somos la prueba de los pecados que la gente cometió... somos hijos de aquellos que llevan esa despreciable marca en su frente... Porque nosotros somos DESCENDIENTES DE LA OSCURIDAD..." Muraki muere... finalmente...

Touda le pregunta a Tsuzuki si está seguro de lo que le pide, y Tsuzuki asiente. Esta vez quiere ser destruido, no quiere ser salvado. Pide perdón a sus shikigami por haber sido un amo tan débil, y luego se resigna... Pero hay alguien que no quiere resignarse, y es Hisoka. Impulsivamente se lanza a los brazos de Tsuzuki, quien lo recibe y se aferra a él. Hisoka se repite que no dejará ir a ese bastardo, porque es su cosa más preciada, de la que nunca volverá a separarse, mientras el fuego de Touda los rodea.

Tatsumi le pide perdón a Tsuzuki por haberlo salvado De vuelta en Meifu, Tatsumi le pide perdón a Tsuzuki por haberlo salvado del fuego de Touda utilizando sus sombras, le pregunta si acaso está molesto con él, pero Tsuzuki le asegura que no es así, sino al contrario, le agradece por haberlo hecho y por preocuparse tanto por él.

Más tarde, Konoe-kachou agradece a Tatsumi el haber usado su poder de la sombras para rescatar a Hisoka... Pero le llama la atención que la intención de Tatsumi no hubiese sido rescatar a Tsuzuki también. Tatsumi le explica a su jefe que Tsuzuki ya había tomado una decisión: quería ser destruido, y él no quería interferir con ella. Pero, debido a lo cerca que estaban Tsuzuki y Hisoka, el poder de sus sombras los protegió a ambos, y ahora ambos estaban de regreso.

Todo parece volver a la normalidad. Sin embargo, Hisoka le hace notar a Tsuzuki que el hechizo de Muraki en su cuerpo aun no se ha desvanecido, lo que significa que el doctor también sigue con vida, en algún lugar.

Una conversación se da ajena a los Shinigami, y es Enma, hablando para sí, maldiciendo a Tsuzuki por haber intentado escapar de él. Sin embargo, dice: "Escapa de mí y a dónde irás, Tsuzuki... Tonto... Ya no tienes otra opción, porque este infierno es el único lugar al que puedes regresar..."

~ dot ^^ ~

Ese es el último capítulo del tankoubon 8 de Yami no Matsuei, y el último capítulo de su adaptación a anime. El manga continúa pero en Hana to Yume, y se dice que quizás se lance la segunda temporada para TV.

 ~ dot ^^ ~

..

puntito ^^ puntito ^^ puntito ^^ puntito ^^ puntito ^^ puntito ^^

"Yami no Matsuei" es propiedad de Yôko Matsushita-sensei
Toda la información de esta página pertenece a
Shades of Flames and Passion y MiauNeko.
Está prohibido su uso sin previa autorización,
si deseas utlizar parte de esta avísame a
[
miauneko@hotmail.com ]
Noviembre, 2001
~ MiauNeko ~